La Estadística en la Administración en Salud permite estudiar poblaciones en las que se aplican leyes con grandes fluctuaciones aleatorias. Se debe proporcionar la cultura de la aplicación de la Estadística, donde se relacione la capacidad en el estudiante para: adoptar decisiones relativas a diagnósticos clínicos, o bien al predecir probables resultados de un programa de intervención en una población, comprender muchos fenómenos reales y para orientar la resolución de problemas, interpretar y evaluar críticamente la información que le sea suministrada desde la estadística; así como realizar argumentos apoyados en datos que se pueden encontrar en diversos contextos, incluyendo los medios de comunicación, etc. De igual forma la Estadística es un vehículo para alcanzar las capacidades de comunicación, tratamiento de la información, resolución de problemas, uso de software especializado, trabajo cooperativo y en grupo, entre otros.