INTRODUCCIÓN

Dentro de la formación integral del niño es necesario tener en cuenta el acercamiento al conocimiento del propio cuerpo, a su manejo y a la comunicación que este puede ofrecer de una manera creativa y armónica.

La educación del cuerpo es una experiencia vital para los infantes, razón por la cual debemos facilitarles el contacto con el movimiento natural para que pueda ser parte integral de sus vidas, enriqueciendo cada momento de su existencia, desarrollando en ellos la sensibilidad a la belleza y transformando su apatía y timidez en entusiasmo y alegría creativa, además de establecer una serie de códigos corporales con los cuales pueda  comunicar sus sentimientos, sensaciones  y pensamientos.

La práctica de ejercicios de expresión corporal provoca y estimula la creatividad haciendo que los niños sean más receptivos y alegres, lo cual facilita el descubrimiento de sus capacidades, de sus actitudes y de sus aptitudes.

En tal sentido el Licenciado en Educación Infantil deberá conocer y comprender las distintas perspectivas de la educación corporal trabajadas en la infancia, así como las habilidades, aptitudes y destrezas que proponen teniendo en cuenta el grado de desarrollo y la edad cronológica de los practicantes. También reconocerá distintas estrategias y recursos con los que cuenta para sus praxis pedagógica.