La comunicación y sus procesos, como mediadora social y cultural en la actividad académica, se constituye en un instrumento para el ejercicio de la sociabilidad, la expresión y el auto reconocimiento en las etapas iniciales de formación intelectual. Para la educación es fundamental potenciar la capacidad de intercambio comunicativo a fin de generar comunidad académica en la sociedad del conocimiento. Además, se deben tener en cuenta la lectura y la escritura como las formas más racionales y comprensibles para comunicar el pensamiento que acaece en el mundo universitario. Por ello se hace referencia a la tradición escrita como baluarte fundamental del mundo intelectual.
Este curso hace parte del ciclo de formación inicial. Se busca profundizar en la naturaleza y en las formas del lenguaje como soporte fundamental en los procesos comunicativos. De igual modo se pretende consolidar la capacidad comprensiva, reflexiva y argumentativa a través de la expresión oral, escrita y visual. Así mismo, desde los procesos comunicativos, se deriva la intencionalidad de pensar el problema de la cultura y su vínculo con el acontecer académico. En este sentido se busca desarrollar una reflexión sobre la incidencia de los avances tecnológicos en el mundo de la comunicación y sus consecuencias en los procesos de aprendizaje.