El curso busca que el estudiante desarrolle las competencias necesarias que le permitan aplicar los principios y técnicas propias de la investigación de operaciones en la solución de problemas afines a su profesión, mediante el aprendizaje de herramientas y modelos cuantitativos que le permitan resolver problemas reales de la organización, permitiendo la toma de decisiones acertada y la correcta asignación de los recursos.